Units per les falles

En 1996, Pepe Beltrán y Espirelius , ofrecimos a Fundación Bancaja un ambicioso proyecto de comunicación consistente en la intervención en sus edificios más emblemáticos para darles mayor visibilidad.

Entre las intervenciones que se realizaron, la de mayor impacto fue la llevada a cabo en el edificio del Centro Cultural de Valencia (en la plaza de Tetuán). Lo convertimos en una gran «falla», al rodearlo de llamas de hasta 26 metros de altura, cuyo fuego era avivado mediante luces controladas por una mesa.