Valenciactiva

La marca València Activa surge con el objetivo de coordinar las estructuras existentes en el Ayuntamiento de València en materia de desarrollo económico y empleo.

Para el diseño de la marca, realizado en colaboración con Antoni Doménech, partimos de las iniciales V y A que nos remitían a la forma de flecha y nos sugerían la idea de descender/ascender. Ambas letras en mayúsculas están formadas por un ángulo, una con el vértice hacia abajo y la otra hacia arriba.

Llegamos a la utilización de flechas contemporáneas que nos hablan de nuevas tecnologías, de rapidez, de inmediatez, flechas formadas sólo por la cabeza, flechas que hallamos en nuestro ordenador, en los diversos mandos a distancia, en internet, en nuestro móvil, flechas que nos hacen sentir que la solución está en nuestras manos.

Estas flechas tienen en sí toda la simbología atribuida al funcionamiento fácil, a manejar nosotros la situación, a tenerla controlada, nos hablan de navegar, de viajar, de comunicación fácil, son transmisoras de información en amplio sentido. En estas flechas se descubre la expresión VA> de un modo contundente y sobrio, además de hablarnos de avance.

Nos apoyamos en el “punto” para crear un marco de acción que generase un cuerpo común, que nos llevase a la unión de los elementos, para conseguir con estos iconos una sola voz.

Reiterando la presencia del círculo tres veces se introduce el signo ortográfico que indica futuro, los tres puntos suspensivos, son a su vez puntos de información, puntos de interés, hablan de ir adelante y dan a la marca una imagen sintética, rotunda y dinámica.

Buscamos una tipografía de formas suaves, sin serifas, que reflejara una imagen de claridad, precisión, cercanía y contemporaneidad, con buena legibilidad, y con una amplia familia de distintos pesos que nos permitiera trabajar con comodidad. Una tipografía actual, con proyección de futuro. Por ello elegimos la tipografía avenir, que, como su nombre indica “entre líneas”, habla de futuro.

Nos decantamos por el uso de las minúsculas para indicar proximidad. Unimos ambas palabras València + activa para dar un carácter más coloquial y lo hicimos hasta el punto de omitir una de las dos a y de esa manera evitar la posible cacofonía. Dimos lugar a la voz valènciactiva que, además, se utilizará para el dominio web.